Los espejos se emplean para verse la cara; el arte para verse el alma.
George Bernard Shaw

domingo, 27 de marzo de 2011

MENSAJE POR EL DÍA INTERNACIONAL DEL TEATRO, Jessica A. Kaahwa, Uganda

La celebración de hoy es un reflejo fiel del inmenso potencial que posee el teatro para movilizar comunidades y tender puentes.
¿Han pensado alguna vez que el teatro podría ser una herramienta muy poderosa para la paz y la reconciliación? Mientras las naciones gastan colosales sumas de dinero en misiones de paz en zonas de conflictos bélicos por el mundo, se presta muy poca atención al teatro como alternativa personalizada para la gestión y transformación de conflictos. ¿Cómo pueden los ciudadanos de la madre tierra alcanzar la paz universal si los instrumentos que se emplean provienen de poderes externos y aparentemente represivos?
El teatro impregna sutilmente el alma humana presa del miedo y la desconfianza, alterando su propia imagen y abriendo un mundo de alternativas para el individuo y, por tanto, para la comunidad. Puede aportar significado a la realidad diaria mientras previene un futuro incierto. Puede participar en temáticas de política social de forma sencilla y directa. Al ser integrador, el teatro puede presentar experiencias capaces de transcender las ideas erróneas preconcebidas. Además, el teatro es un medio probado de progreso y defensa de las ideas, que mantenemos y por las que estamos dispuestos a luchar cuando no se respetan, de forma colectiva.
Para anticipar un futuro de paz, debemos comenzar usando medios pacíficos que busquen comprender, respetar y reconocer las aportaciones de cada ser humano en la tarea de esta búsqueda de la paz. El teatro es ese lenguaje universal a través del cual podemos promover mensajes de paz y reconciliación. Permitiendo a cada participante comprometerse activamente, el teatro puede hacer que muchos individuos deconstruyan ideas preconcebidas y, de esta forma, ofrece al individuo la oportunidad de renacer para tomar decisiones basadas en conocimientos y realidades redescubiertas. Para que el teatro crezca con fuerza, entre otras formas de arte, debemos dar un paso decidido hacia adelante incorporándolo en la vida diaria, abordando asuntos críticos de conflicto y paz.
En su búsqueda de transformación social y reforma de las comunidades, el teatro ya existe en áreas devastadas por la Guerra y entre poblaciones que sufren pobreza o enfermedad crónica. Hay un número creciente de historias donde el teatro ha sido capaz de movilizar con éxito audiencias para construir conciencia y para atender a víctimas de traumas de postguerra. Plataformas culturales como el “Instituto Internacional del Teatro” que tienen como objetivo “consolidar la paz y la amistad entre los pueblos” ya están en marcha.
Es por tanto una farsa mantenerse callados en momentos como el nuestro, conociendo el poder del teatro, y permitir a los que empuñan armas y lanzan bombas ser los pacificadores de nuestro mundo. ¿Cómo pueden estas herramientas de alienación ser también instrumentos de paz y reconciliación?
Os exhorto, en este Día Mundial del Teatro, a reflexionar sobre esta posibilidad y a proponer al teatro como herramienta universal de diálogo, transformación y reforma social. Mientras las Naciones Unidas gastan colosales cantidades de dinero en misiones de paz por todo el mundo, por medio del uso de las armas, el teatro es una alternativa espontánea, humana, menos costosa y de lejos, mucho más poderosa. Si bien puede que no sea la única respuesta para conseguir la paz, el teatro debería ser incorporado sin duda como una herramienta eficaz en las misiones de paz.

(*) Jessica A. Kaahwa, Uganda. Dramaturga, actriz, directora y profesora de teatro. La Doctora Jessica Kaahwa es no sólo una dramaturga consumada, así como actriz, directora y maestra de teatro; ella es también altamente respetada internacionalmente por su trabajo humanitario. Erudita brillante, ha sido galardonada con numerosas becas y premios para continuar sus investigaciones y sus trabajos de campo utilizando el teatro y los medios como una fuerza constructiva, así como para mejorar la salud, en las zonas de conflicto. Es conferencista superior en los departamentos de Música, Danza y Arte Dramático en la Universidad Makerere de Uganda.

sábado, 12 de marzo de 2011

Taller de Teatro para jóvenes y adultos

La actuación se orienta fundamentalmente desde la actividad lúdica a incorporar técnicas actorales, a ejercitar la capacidad del alumno para vincularse integralmente [cuerpo, intelecto y emoción] consigo mismo, con los compañeros y con el espacio a través de los elementos técnicos de la improvisación: acción – objetivos – circunstancias – entorno
Se entrena la escucha, la atención, la adaptación, la imaginación y la integración.

Duración de las clases 4 horas.

Algunos contenidos:

pre- expresividad
expresividad ( a través de entrenamiento en impro)
técnicas de actuación
análisis de texto
técnica vocal
nociones de escritura teatral

Taller de Teatro infantil 1 y 2

Dirigido a niños de 6 a 12 años (NIVEL1),  Y  de 12 años de edad en adelante (NIVEL 2) cuyo objetivo es que los niños puedan, a través de códigos propios del lenguaje teatral, potenciar su creatividad explorando sus capacidades expresivas, lo que posteriormente practicarán en su vida diaria estableciendo una base de buena comunicación corporal y verbal.

Cada sesión cuenta con una etapa de entrenamiento, dinámicas grupales e individuales y finaliza con la etapa de dramatización, tomando siempre como punto de partida del aprendizaje lo lúdico.
INSCRIPCIONES ABIERTAS!
LOS ESPERAMOS!

IMPORTANTE: LOS TALLERES SON DICTADOS POR ACTRICES DOCENTES, FORMADAS PARA ENSEÑAR



Taller de niciación al juego teatral (desde los 4 años)


El hecho de que el niño empiece a hacer teatro no quiere decir que se convertirá en un actor. Los niños, juegan a crear, inventar y aprenden a participar y a colaborar con el grupo.

Las clases de teatro infantil son terapéuticas y socializadoras. Los trabajos en grupo, los ejercicios psicomotores y el contacto físico entre los compañeros, son la base de la educación dramática.

El teatro es un campo inagotable de diversión y educación a la vez. A los más pequeños, el teatro no debe estar restricto a la representación de un espectáculo. El teatro infantil debe ser visto como una experiencia que se adquiere a través del juego.


Beneficios del teatro infantil para los niños

Con el teatro el niño aumenta su autoestima, aprenden a respetar y convivir en grupo, conocen y controlan sus emociones, descubren lo que es la disciplina y la constancia en el trabajo, además de desenvolverse entre el público.

El teatro también puede servir para:

- Ayudar en la socialización de los niños, principalmente a los que tienen dificultad para comunicarse.
- Mejorar la concentración y la atención de los niños.
- Transmitir e inculcar valores.
- Promover que los niños reflexionen.
- Fomentar el uso de los sentidos de los niños.
- Motivar el ejercicio del pensamiento.
- Estimular la creatividad y la imaginación.
- Hacer que los niños se sientan más seguros.
- Ayudar a los niños a que jueguen con su fantasía.

La mejor edad para que los niños empiecen a acudir a clases de teatro es a partir de los cuatro años. A esta edad, el niño podrá leer, entender, y su poder de memoria es alto. Los niños absorben todo lo que escuchan

IMPORTANTE:
LOS TALLERES SON DICTADOS POR DOCENTES "FORMADOS" EN ESTA DISCIPLINA.
LAS INSCRIPCIONES ESTÁN ABIERTAS, LAS CLASES COMIENZAN EN ABRIL
CUALQUIER DUDA CONSULTAR POR CORREO ELECTRÓNICO A insalamadra@gmail.com